El Heraldo
El Heraldo
Miércoles, Abril 23, 2014 - 10:45

El mundial de la información

Hoy no es una excusa que los “exóticos” rivales de Colombia en la fase de grupos del mundial (Grecia, Costa de Marfil y Japón) vengan de tierras lejanas y con mucha menos tradición futbolística que otros países.

El mundo dejó de ser un pañuelo, ahora, el planeta y la información están literalmente en nuestras manos, si, solo en los celulares tenemos acceso a cualquier tópico de interés general. El fútbol no escapa a esta tendencia.
Es así como el próximo campeonato del mundo no debe sorprender a entrenadores, periodistas y estudiosos del tema en relación a las alineaciones, funcionamiento, características y respuestas que en determinado momento entreguen uno u otro equipo. Hoy por hoy, los entrenadores a nivel de selección, trabajan mucho más los meses previos, que durante los días en que tienen reunido al grupo, y es que les toca “armar el rompecabeza”, ir encuadrando las piezas para poder mostrar un resultado acorde a su idea futbolística, e incluso, de acuerdo al rival de turno. Para tal fin es determinante la información, aquella que traspasa muros, vuela cercas, tiene “oídos en las paredes” y que hoy es “pan nuestro de cada día”.

Hoy no es una excusa que los “exóticos” rivales de Colombia en la fase de grupos del mundial (Grecia, Costa de Marfil y Japón) vengan de tierras lejanas y con mucha menos tradición futbolística que otros países. Seguramente que desde que José Pekerman, Dt de Colombia, supo a quienes enfrentaría, está trabajando incansablemente en busca de la información total que le sirva para fabricar el suero antiofídico contra las “culebras” de los 3 primeros juegos: nombre de los jugadores, posición, estatura, pierna más hábil, estadísticas en general, tipo de sangre, estado civil, deudas pendientes, etc., etc.
En otras épocas, los equipos conocían a su oponente ya estando en la cancha, solo sabiendo, en el mejor de los casos, cuales habían sido sus últimos 3 resultados y pare de contar. Si esa información la hubiera manejado Colombia en Italia 90, por ejemplo, no hubiera sufrido tanto con la velocidad de Stefan Reuter, de la selección alemana, considerado en aquel entonces como el jugador más rápido de la Bundesliga y que fue titular en el histórico empate 1x1. Tampoco hubiera padecido 4 años más tarde en Estados Unidos 94 con la zurda mágica de George Hagi, el rumano que sorprendió a Oscar Córdoba en la derrota colombiana 3x1. Hoy en cambio, es tanta la información que Pekerman solicita enfrentar a equipos con características similares a la de su futuro rival para ir acomodando su estrategia, tal como hizo al jugar en una fecha FIFA contra la selección de Serbia, un equipo de gran fortaleza física, parecido desde ese punto de vista a la selección de Ecuador a la que posteriormente derrotó en Barranquilla.

Sin duda, este campeonato del mundo pasará en gran parte por el conocimiento que todos tienen de todos, lo que ha hecho que las distancias se reduzcan a nivel mundial y no exista una amplia diferencia entre uno y otro rival, es allí donde surge lo que a nuestro juicio determina en mayor porcentaje todo lo que acontece en una cancha de fútbol y son los jugadores, son ellos quienes desequilibran, quienes “rompen esquemas” interpretando a su modo cada situación, son ellos los únicos capaces de pasar por encima de cualquier información, al fin y al cabo, cuando el juego inicia la pelota es redonda para todos.

Twitter:
hollmanfeliciano