El Heraldo
El Heraldo
Jueves, Junio 19, 2014 - 21:00

El Mundial hay que disfrutarlo con los pies sobre la tierra

No somos campeones, no le hemos ganado a nadie importante, pero a este grupo no hay que ponerle techo en esta competición.

El seleccionador nacional de Colombia, José Néstor Pékerman, es un hombre sabio y prudente.  “Todavía es muy pronto (para celebrar la clasificación a octavos). Hay que pensar en Japón”, dijo en la conferencia de prensa después del triunfo 2-1 ante Costa de Marfil en el estadio Nacional Mané Garrincha de Brasilia. El técnico argentino es consciente de que no ha conseguido nada (todavía) y que la euforia- y el eco de la prensa- pueden pasarle factura a la mejor generación de futbolistas que -para mí- ha parido esta tierra.
El camino es largo y todavía quedan muchos obstáculos por superar. Nuestros detalles de calidad nos dieron la victoria ante Grecia y Costa de Marfil, pero no hay que olvidar que estas selecciones exigieron mucho en lo físico y el desgaste se notó en el partido ante los africanos. Ahora viene el partido de Japón, mucho más organizado y rápido que los otros dos, que sirve como experimento. Ver a Guarín, a Quintero y Ramos de titular, darle descanso a Teófilo pensando en la siguiente ronda o permitirle a Mondragón convertirse en el jugador más veterano en disputar un Mundial, pueden ser algunas de las posibilidades.
Ahora recuerdo aquellas palabras de Falcao (porque no te quedaste, así sea para calentar el banquillo) de que “no hay que ponerle un techo a lo que puede hacer Colombia”. Tenemos un grupo con calidad y experiencia internacional, que no tienen nada que envidiarles a otras figuras porque se codean con ellas domingo a domingo en los campeonatos en el viejo continente. O tal vez si hay algo, la mesura. Porque al fin de cuentas somos colombianos y siempre nos dejamos llevar por la euforia colectiva y eso en un Mundial se paga caro.
Por eso es que me agrada mucho que Pékerman sea el que dirija el carro, porque no pensará dos veces en meterle el freno de mano si ve que sus jugadores se dejan calentar el oído por los amigos de la prensa (algunos ya hablan de cuartos, qué falta de respeto). El seleccionador nos invita a celebrar pero con mesura, no como en Bogotá donde hubo, en el primer partido, 3.000 riñas, 15 heridos y 9 muertos. “Disfruten. El campeonato del mundo es muy difícil, pero sepan que el equipo, desde que llegó a Brasil, tiene la idea de hacer un buen Mundial”, dijo el argentino. Disfrutemos porque muchos no hemos vivido esto, solo los viejos y gracias a esta generación tendremos historia para contarles a nuestros nietos.
 

Twitter:
chu_solano