El Heraldo
El Heraldo
Miércoles, Abril 23, 2014 - 18:45

Las dos caras de Neymar

Las facetas del delantero con Brasil son el polo opuesto a lo demostrado en la temporada que lleva con el Barcelona.

Neymar tiene dos caras. Su rostro más alegre es cuando se enfunda la camiseta de Brasil y lidera a la selección de Luis Felipe Scolari para llevarlos a la gloria como en la última Copa Confederaciones, y la nostálgica, por llamarlo de alguna manera, es cuando se pone la del Barcelona en donde no es el actor principal sino uno más del reparto, porque quien lleva la bandera es Messi aunque ahora no pase por su mejor momento.

En la primera temporada en Europa Neymar ha dejado más titulares en la prensa por motivos fuera de las canchas que por las gambetas que hace dentro de ellas. Apuntan desde medios españoles que su contratación no ha gustado dentro del vestuario por el dinero que cobra. Incluso el presidente que lo contrató, Sandro Rosell, tuvo que dimitir por las irregularidades que hubo en el fichaje que en un principio se dijo que fue de 57,1 millones de euros y luego aclararon que ascendió a más de 92,7 millones.

La felicidad le es esquiva hasta en el terreno de juego. El Tata Martino coloca a Neymar en la banda derecha. Allí sus desbordes no inquietan a la defensa rival y sus desmarques no son los mismos, mientras que Felipao lo consiente, le mece la cuna y lo tranquiliza poniéndolo en la izquierda para darle la ventaja en sus enganches hacia el interior del área. 

La diferencia emocional es abismal. Por las gradas del Camp Nou se ha escuchado uno que otro silbido contra el brasileño y en su país le llueven aplausos y elogios. Ya lo dijo Cruyff no hace mucho: “tú ya tienes al mejor jugador del mundo y con 21 años nadie es Dios. Esto es imposible en fútbol. Con 26 años sí (por Messi), pero nunca con 21”. 

En el club culé lo ven como uno más, pero para los cariocas él es la estrella que los guiará a conseguir el sexto campeonato mundial.

 

Twitter:
@chu_solano